Siempre ha sido tema de discusión el compromiso que asumimos a la hora de tener una red social (Facebook, Twitter, Instagram y muchas otras) así como también el uso que le damos a la misma. Hemos leído infinidad de veces lo cautelosos y responsables que debemos ser al compartir algo en nuestras redes sociales, bien sea porque es contenido delicado hacia otros, o porque debemos cuidar nuestra privacidad.

A partir de ahora, esta responsabilidad deberá ser aún mayor, ya que a partir del pasado 18 de Octubre, entro en vigencia una expansión de políticas anteriores, que permite ahora al Departamento de Homeland Security recopilar información de nuestras redes sociales, tales como “identificadores de medios sociales, alias, información de identificación asociada y resultados de búsqueda”. Hasta ahora no se conoce con certeza durante cuánto tiempo esta información podrá permanecer atada a sus archivos de inmigración (conocidos como A-files), podría ser algo permanente o solo momentáneo, así como también aún existe la duda de si los datos recopilados continuaran en el registro una vez el inmigrante se haya convertido en ciudadano naturalizado.

Los datos que el Departamente de Homeland Security podrá obtener son diversos y a su vez podrán ser usado para gran cantidad de propósitos, incluyendo colección de datos para inteligencia y antiterrorismo.

Aún quedan muchas preguntas sobre la recopilación y el uso que se le dará a la información obtenida. A su vez, también se ha dicho que los datos no estarán sujetos a privacidad y que los mismos podrán ser compartidos con gran cantidad de entidades gubernamentales, aduanas, registros de otros países y más.

Nuestro consejo mientras se clarifican las nuevas políticas, es el de mantener cautela y ser muy responsables sobre lo que decidimos compartir en nuestras redes sociales, bien sea en público o privado. Sin embargo, las nuevas políticas implementadas no son motivo para tener miedo, ni tampoco de tomar decisiones radicales como clausurar sus cuentas, solo aconsejamos a la comunidad inmigrante a compartir contenido adecuado, ligero y honesto. Temas directamente relacionados a nuestra privacidad será aconsejable mantenerlos así, en privado.